miércoles, 17 de abril de 2013

Con un tren cada 40 minutos, el Mitre no cumple la nueva grilla


El Gobierno dice que las demoras, que duplican el tiempo previsto, son por obras en vías.


Andén repleto. Debe pasar un tren cada 20 minutos, pero tardan más y las estaciones se llenan. /GUSTAVO CASTAING

Más demoras. Más críticas y más fastidio. Los usuarios del tren Mitre volvieron a padecer ayer las largas esperas para usar el servicio y a criticar el estado de ese ferrocarril, para el que reclamaron trabajos urgentes. Pese a que el lunes el Gobierno nacional había formalizado un nuevo cronograma con frecuencias de 20 minutos entre los trenes, por la mañana las formaciones del ramal Retiro-Tigre circulaban con más de más de 40 minutos de atraso, el doble de lo que se había anunciado.

Desde la Unidad de Gestión Operativa Mitre-Sarmiento (UGOMS), la administradora de esas dos líneas, admitieron que otra vez hubo demoras, pero las justificaron. “Fueron por las obras de renovación de vías”, explicaron. Y un accidente en el ramal Suárez complicó más todavía la situación.

Los problemas de ayer volvieron a mostrar las falencias en la línea que llegó a ser catalogada como la mejor del área metropolitana. Y también impidieron que el servicio cumpla durante toda una jornada con el nuevo cronograma: en el debut, el lunes, hubo problemas por desperfectos en dos formaciones, una que quedó parada en Victoria y otra en La Lucila. Y ayer también hubo que esperar más tiempo que el previsto por la nueva grilla, que fue publicada en www.mitresarmiento.com.ar y que confirma que la frecuencia pasó de un tren cada 9 o 10 minutos a uno cada 21 o 22, y que hay menos formaciones.

Las complicaciones que se registraron por la mañana se intensificaron pasado el mediodía, cuando se sumaron retrasos a la altura de la avenida Melián por un colectivo que quedó detenido en el cruce de las vías. El coche, interno 2302 de la línea 19, quedó incrustado en el tercer riel y obligó a limitar el servicio del ramal Suárez entre la estación Urquiza y la cabecera durante más de una hora. Ocurrió minutos después de las 13 y el SAME debió asistir al chofer, que tuvo una crisis nerviosa.

Los problemas del Mitre no fueron los únicos que se vivieron ayer sobre las vías.

En la línea Roca hubo más cancelaciones y demoras por la mañana.

Gestionada por UGOFE, esa línea viene teniendo inconvenientes desde las últimas semanas. Los trenes circulan con atrasos de más de media hora, se anulan servicios sin aviso y las formaciones andan más despacio, por lo que se estiran los tiempos entre estaciones. Los usuarios de este ramal, que une el sur del GBA con Constitución con servicios diésel y eléctricos, denuncian que los cronogramas tampoco se cumplen y que tramos que se deben hacer en 25 minutos demandan hasta una hora. Además, hay quejas porque se suspenden servicios del tren diésel rápido entre Temperley y Constitución y del eléctrico entre Claypole y Constitución en plena hora pico.

Todo lo sucedido se vio reflejado ayer en las redes sociales. En Twitter reclamaron que se arregle una locomotora que está descompuesta desde hace tres semanas y genera demoras en el ramal que cubre Constitución con Cañuelas. Y también expresaron bronca por las demoras que hubo en los ramales La Plata y Bosques a media mañana. Según se informó, esta vez fue por una falla técnica en Villa Dominico.

Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada