sábado, 20 de abril de 2013

Tras ocho meses de demora, crean dos rampas para el Metrotranvía


En agosto del 2012 se inauguró la unidad sin que las personas con discapacidad pudiesen usarla. Prometen 10 más y otras nuevas para el tramo a Panquehua.

Después de ocho meses sin que las personas con discapacidad pudieran tomar el Metrotranvía –salvo que quisieran realizar el recorrido completo– por falta de rampas en los paradores intermedios, el Gobierno provincial ayer inauguró dos nuevas rampas para comenzar a cumplir su eslogan de gestión inclusiva, y hasta promete crear dos accesos nuevos por mes de aquí a fin de año. Incluso, frente al "papelón" del olvido que tuvieron los técnicos el año pasado, la Secretaría de Transporte junto con la Empresa Provincial de Transporte Mendoza (EPTM) ya prevén sacar fondos desde ambas reparticiones para generar nuevas rampas en los paradores que se construyan en el tramo que irá desde la Estación Central de Ciudad hasta Panquehua, en Las Heras.

En diálogo con El Sol, el secretario de Transporte, Diego Martínez Palau, aseguró: "La intención del Gobierno es fabricar al menos dos rampas todos los meses, hasta que podamos concretar la accesibilidad en los paradores que faltan. Luego vendrán los de Panquehua y todos los ramales que sigan en adelante".



El año pasado, en la inauguración del Metrotranvía no se había previsto el acceso de las sillas de ruedas. Las unidades usadas que había comprado el Estado no tenían las rampas adecuadas y los paradores tampoco fueron acondicionados para eso. Martínez Palau, dijo: "El año pasado no teníamos previsto ese tema, porque recién nos poníamos a operar el Metrotranvía. Ahora, ya pusimos la voluntad política de cambiar la situación y que salga de nuestro bolsillo".

Según calcula la EPTM, a cargo de la fabricación de las rampas, son cerca de 12 mil pesos lo que cuesta cada acceso. Para este año, el Gobierno estima colocar 16 más, lo que permitirá cubrir el total de los paradores existentes a lo largo de la traza del Metrotranvía. Para ello, se realizará una fuerte inversión de 160 mil pesos.

Según explicó el presidente de ese organismo, Francisco Losada, se creó con material plegado y se ha buscado ese producto porque es antivandálico. Es un sistema electroneumático hecho con chapa del 16 tipo semillas de melón, por su estilo texturado. "Iremos viendo la fabricación a medida que se avance en las nuevas obras. Por ahora, nos hemos comprometido con dos mensuales y ya quedó demostrado que podemos hacerlo bien".

Germán Ejarque, titular del Consejo de Discapacidad, aseguró ayer, después de probar las flamantes rampas: "Estas son adecuadas, porque no se mueven bruscamente y eso garantiza seguridad en el ascenso y descenso. También son grandes y soportan el peso de la silla de ruedas y un acompañante. En mi caso, necesito subir con alguien y acá sí puedo".

Una vez que se adjudique la obra del tramo Mendoza-Panquehua (ver aparte), prevista para comenzar antes de fin de año y con un plazo de realización de dos años, no sólo Transporte desembolsará plata para rampas, sino que también montará expendios de Red Bus en puntos estratégicos, mientras que Seguridad trabajará en cartelería inteligente para orientar al pasajero. Eso sí, por ahora, con plazos "indeterminados", según confiaron ayer desde el Gobierno.

Para un transporte más accesible, el Gobierno sacó recientemente la resolución 2.852, la cual establece que taxis y remises deberán garantizar el traslado de personas discapacitadas junto con su silla de ruedas, muletas o andadores.

Fuente: diario El Sol

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada