lunes, 22 de abril de 2013

Ferrocarril Mitre: seguirán al menos por un año más las demoras para viajar


Es el tiempo previsto para renovar la mayoría de las vías en los tres ramales. En un año también llegarán nuevos coches. Mientras, el viaje Retiro-Tigre, que se hacía en 55 minutos, ahora tarda 75.



El cambio del cronograma de horarios del ferrocarril Mitre, presentado el lunes pasado, no hizo más que confirmar lo que los pasajeros venían sufriendo en los últimos meses: en la que supo ser la línea mimada del área Metropolitana ya hay que esperar al menos 20 minutos entre tren y tren. El recorrido entre las estaciones de Retiro y Tigre, que antes se estimaba en 55 minutos, ahora lleva una hora y cuarto. Y las demoras seguirán al menos un año más, mientras se renueva la mayoría de las vías de los tres ramales. En un año, también, llegarán nuevas formaciones tanto para el Mitre como para el Sarmiento, aunque no descartan usar temporalmente los coches que el Gobierno nacional compró para el ferrocarril San Martín.

“El deterioro del servicio fue progresivo y comenzó hace alrededor de ocho meses”, arriesga Juan Manuel Nievas, que viaja todos los días desde la estación Belgrano R hasta Retiro. “Cada mañana es una apuesta y no se sabe a qué hora puede llegar a pasar, aun cuando en esa estación tengo dos ramales, el que viene de José León Suárez y el de Olivos (Mitre). Entro a trabajar a las 8, pero como saben del suplicio diario que es viajar entienden mis llegadas tarde”, explica. Para evitarlo, empezó a levantarse media hora antes para estar en la estación a las 7.10. “La falta de trenes hace que el primer servicio aparezca, con suerte, a las 7.27. Pero viene lleno, es imposible subir y hay que esperar al siguiente”, sigue. El miércoles, directamente optó por caminar hasta Cabildo y Juramento, a 14 cuadras de su casa, para tomar el subte.

La situación se vuelve todavía más complicada cuando alguno de los tres servicios previstos por hora tiene inconvenientes. Fue lo que sucedió durante los primeros días de la semana, cuando por diferentes razones se registraron demoras de más de 40 minutos en los tres ramales. “¿Me querés decir cómo hago? Llegué hace media hora, se me escapó el tren anterior, el colectivo 161 tampoco viene y no sé cómo voy a viajar”, repetía una señora en la estación Florida. Eran las 12.50 del lunes y los carteles inteligentes anunciaban que la próxima formación hacia Retiro pasaría por la estación en 27 minutos.

El jueves, en declaraciones a la Televisión Pública, el ministro de Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, reconoció que el ferrocarril Mitre “realmente anda muy mal”, y repasó los trabajos que se están poniendo en marcha para mejorarlo. “Necesitamos tiempo, estamos en un proceso. Primero un cambio de vías, como en el Sarmiento. Hemos comprado 30 formaciones de seis coches cada una, mientras tanto tenemos una limitación porque tenemos solamente 10. Es el motivo por el cual hemos extendido la frecuencia y hemos puesto un sistema de información al pasajero que ya funciona tanto en el Sarmiento como el Mitre, para que puedan optimizar su tiempo. Es parte de una realidad que lleva tiempo cambiar”, explicó. Y anticipó que están evaluando la posibilidad de incorporar en un plazo de 60 días las formaciones que llegaron para el San Martín (ver Compras apuradas ...) Pero incluso con los trenes nuevos, las demoras se extenderán mientras duren las tareas de renovación de la traza. “Se están cambiando las vías y hay obreros trabajando, y también hay que considerar los tramos en los que se están arreglando los pasos a nivel. Los trenes tienen que circular en lo que se conoce como velocidad precaucionada, lo que repercute en la frecuencia porque cada servicio tarda más minutos en hacer la vuelta y hay que mantener un ritmo tal que deje la misma cantidad de formaciones de un lado y del otro”, detalló Pablo Gunning, gerente de Relaciones Institucionales y Comunicaciones de la UGOMS (la operadora que formaron Metrovías –del grupo Roggio– y Ferrovías –del grupo Emepa– para gestionar los ramales que funcionaron bajo la concesión de TBA hasta la tragedia de Once).

En el ramal Retiro-Tigre se están renovando 22 kilómetros de los 28 que tiene la traza. Ya ejecutaron casi un tercio de la obra y avanzan sobre los tramos que van de Núñez a Martínez y de San Fernando a Tigre, con la meta de concluir los arreglos en diciembre. En el ramal que va del empalme Maldonado a José León Suárez se planea renovar 36,4 kilómetros de vías (el plazo es de un año y las obras comenzarían en mayo). Y en el tramo que une Coghlan y Bartolomé Mitre se van a reparar 19 kilómetros de vías (todavía no se licitaron los trabajos, pero la idea es comenzar en junio). Estiman que en abril de 2014 llegarán 14 formaciones para el Mitre y 25 para el Sarmiento.

Y siguen las obras en los pasos a nivel. Ya terminaron los de Zufriategui y Alvear (ramal Tigre), Virrey Aviles (Mitre) y Avenida Triunvirato, Bucarelli, Ceretti, Aizpurúa y Avenida Constituyentes (Suárez). Ahora trabajan sobre Juramento, Roca, Malaver, Pacheco, Maipú y Alvear (Tigre) y Echeverría y Campos (Suárez). Luego empezarán con los 18 cruces comprendidos en una segunda etapa de obras.

Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada