miércoles, 24 de abril de 2013

Comienzan a reparar filtraciones de humedad en la red de subte


Detectaron 78 y arrancaron con los 36 casos más graves que estaban en las líneas A y D.



Paredes mojadas. La estación Tribunales ya fue reparada y pintada. / SBASE

Con fondos aportados por la Ciudad, comenzaron los trabajos de reparación de las filtraciones en la red de subtes. De un total de 76 problemas graves detectados, se repararon 38 y se estima que en los próximos cuatro meses concluirán estas obras comprendidas en el marco del Plan de Mejoras de Estaciones.

La mayor cantidad de filtraciones se hallaron en las líneas A y D. Y si bien fueron evaluadas y diagnosticadas por inspectores y peritos de la Ciudad, muchas fueron señaladas por los usuarios, que realizaron reclamos y quejas por el mal estado de las paredes en túneles, escaleras y estaciones. “Las filtraciones pueden ser externas –porque se rompió un caño de la red de agua o por problemas en el pavimento– o internas. Evaluamos las más graves y comenzamos con los trabajos en enero”, explicaron desde SBASE, la empresa de la Ciudad que puso en marcha las obras para mejorar las estaciones. El costo total de la obra es de $1,2 millón.

Desde la Ciudad explicaron que no son trabajos incumplidos por Metrovías, “sino que forman parte de las obras estructurales de la red que el Gobierno nacional había abandonado”. Los trabajos se hicieron en colaboración con las direcciones de Higiene Urbana y Sistemas Pluviales de la Ciudad.

Otra queja típica de los usuarios del subte son los malos olores que despiden las redes cloacales. Al menos en la línea D, y paralelamente a las obras de filtraciones, se hizo una limpieza de los conductos.

En una segunda etapa se realizará un escaneo de los túneles –con rayos láser y cámaras termográficas– para establecer el estado real en el que se encuentra la estructura. El Plan de Mejoras contempla la limpieza profunda y pintura de las estaciones, la colocación de ventiladores, cestos de basura, bancos y el cambio de los artefactos de luz y los televisores.

Cuando a principios de 2013 la Ciudad asumió el control y la administración de las seis líneas de subtes, prometió controlar a la concesionaria Metrovías –con la que acaba de firmar un contrato por dos años más de concesión– e implementar una serie de obras tendientes a recuperar y mejorarla infraestructura. Además intentó llevar la tarifa actual de $ 2,5 a $ 3,5 pero tras la presentación de una medida cautelar, la Justicia frenó el aumento.

Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada