jueves, 21 de marzo de 2013

Vale se fue porque el costo de la mina pasó de 6 mil a 11 mil millones de dólares


Justificó el abandono del proyecto por en el atraso cambiario.



La minera brasileña Vale admitió que el proyecto de potasio en Río Colorado había alcanzado un costo total de US$ 11.000 millones, lo que llevó a la compañía a abandonar el emprendimiento.

La estimación inicial de la empresa era que el proyecto mendocino le iba a demandar US$ 5.900 millones. Pero “la inflación y las variaciones en el tipo de cambio” subieron el costo de Río Colorado, según explicó Murilo Ferreira, CEO de Vale. Fue en una conferencia a inversores asiáticos del banco Credit Suisse en Hong Kong, según reprodujo antes de ayer de la agencia Bloomberg.

Aunque ya se había hablado de los costos crecientes, ningún ejecutivo de la compañía había blanqueado hasta ahora que se llegaba a los US$ 11.000 millones, una cifra de la que había hablado el Gobierno, que delegó en Julio De Vido la comunicación de la situación.

“Tratamos de alcanzar alguna clase de acuerdo con el Gobierno por muchos y muchos meses, de hecho desde mayo de 2012”, expresó Ferrera.

“No recibimos hasta fines de 2012 ninguna respuesta sobre nuestras demandas y nuestra demanda fue precisamente porque había una brecha en los términos de inversión del proyecto”, detalló.

La decisión de Vale de abandonar el proyecto de potasio fue porque el Gobierno se negó a darle US$ 3.000 millones en ventajas impositivas, según explicó el ministro de Planificación Julio De Vido.

“Quieren recuperación anticipada del IVA y la eliminación de retenciones al potasio”, enumeró el ministro para explicar después que Vale, “subió el costo de la obra en un 80% en dólares desde octubre, no hay nada que haya subido 80% en dólares”. El funcionario hizo ese cálculo en función de que el primer plan de inversiones de Vale era de US$ 5.900 millones. “A los dos veces de comenzada la obra, incrementó su estimación a US$ 8.600 millones, para luego elevarlo más tarde a US$ 10.900 millones, lo que afecta significativamente la competitividad y el atractivo del proyecto”, argumentó.

“Si no explota la mina se violenta la concesión con Mendoza”, argumentó De Vido. “Si no la explotan pierden la concesión”, definió.

El gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, dijo que la Argentina y Brasil tratarán de zanjar las diferencias por esta situación en una cumbre entre sus presidentes, que tendrá lugar dentro de los próximos 30 días.

La construcción de la mina, la infraestructura de transporte asociada (con un tendido de ferrocarril de 400 kilómetros) eran “un compromiso asumido por la empresa, con obras que alcanzaban a varias provincias”, según De Vido. Entre esas obras, estaba la construcción de una terminal portuaria y una represa hidroeléctrica, que habría sido uno de los motivos de la ruptura según De Vido.

La acción de Vale en Nueva York bajó 8,76% en los últimos cinco días. Anunció pérdidas por US$ 2.647 millones en el último trimestre de 2012. La compañía vale US$ 87.500 millones.


Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada