jueves, 21 de marzo de 2013

Tucuman: La Nación autorizó los túneles para abrir Córdoba y Mendoza


La Provincia debe presentar el proyecto ejecutivo y construir una estación en otro predio. La resolución fue firmada por el secretario de Transporte. "Hay que girarlo a la Legislatura", adelantó Alperovich.
   


 
Tras nueve años de gestiones, la Provincia finalmente podrá romper un sector del cinturón ferroviario que ahoga el tránsito de la ciudad. El gobernador, José Alperovich, anunció ayer tras regresar de Buenos Aires que el Gobierno nacional autorizó la ejecución de la obra .

En una reunión, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, le dio la autorización formal para la apertura de las calles Córdoba y Mendoza al 1.100 -hacia el oeste- mediante túneles y puentes.

"Nos dio la no objeción para que podamos realizar los pasos. En las próximas horas definiremos los detalles con Oscar Mirkin (secretario de Obras Públicas de la provincia) para avanzar en el convenio con la Nación. Luego habrá que girarlo a la Legislatura para su ratificación y recién entonces se podrá llamar a licitación (para la obra)", explicó el mandatario local.

La resolución que avala el proyecto fue firmada por el secretario de Transporte, Alejandro Ramos. El documento al que tuvo acceso LA GACETA consigna que se actuará por vía de excepción. Describe que se levantarán las vías y que se efectuarán dos cruces vehiculares bajo nivel (túneles) y dos pasos peatonales sobre nivel (puentes) en los terrenos que pertenecen a la playa de maniobras de la estación "Tucumán Central Córdoba" del Ferrocarril General Belgrano.

Un punto que no se había mencionado hasta ahora en esta nueva etapa de la gestión aparece incluido en el artículo segundo. "Autorízase la reubicación o construcción en compensación con una superficie equivalente a satisfacción del Ferrocarril y con cargo a la Provincia de los edificios afectados por las presentes obras", afirma.

En 2011, se había barajado la posibilidad de que el PE construya una estación multimodal en el interior de la provincia para trasladar y concentrar allí las actividades de las formaciones.

Hace un mes, el subsecretario de Transporte nacional, Raúl Baridó, había anunciado en la Casa de Gobierno que la iniciativa marchaba viento en popa. De hecho, había halagado las características técnicas del proyecto ejecutivo.

En esa oportunidad, Mirkin había precisado que esperaban que la construcción se concluyera durante este año.

Los trabajos, que demandarían unos $ 45 millones, se financiarían con dinero no reintegrable que llegaría desde la Nación.

El funcionario provincial puntualizó que como la documentación y los planes databan de hacía cinco años, tuvieron que ser actualizados. Principalmente, en lo que respecta a tecnología y presupuesto.

Mirkin describió que se dotaría a los túneles de un sistema especial de drenaje, dado que la zona es inundable porque por allí corre un río subterráneo. También contaría con detectores de humo y oxígeno; semáforos y cámaras de seguridad.


Fuente: La Gaceta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada