viernes, 3 de mayo de 2013

Retiro se renueva: tendrá un puente peatonal y cintas transportadoras


El gobierno porteño desarrolló un plan que optimiza la circulación de peatones, vehículos y la seguridad; las obras tienen un costo de $ 25 millones y finalizarían en agosto



Render que muestra cómo quedarán las veredas y dársenas frente a la estación Mitre. Foto: Gentileza GCBA
Las terminales de la estación Retiro comienzan a cambiar su cara. Un plan de la Subsecretaría de Transporte porteña incluirá dos cintas transportadoras en la vereda del ferrocarril San Martín, un puente peatonal en la zona de los tribunales de Comodoro Py y ampliaciones en las dársenas.

El objetivo de la innovación es la puesta en valor de la zona, proveer mejoras en los sectores peatonales, reencauzar la circulación vehicular y mejorar el ordenamiento del espacio público.

Las tareas, que comenzaron el 18 de febrero, son llevadas adelante por la Subsecretaría de Transporte de la ciudad como parte del Plan de Movilidad Sustentable. El impacto, aseguran en la cartera que dirige Guillermo Dietrich, será muy grande, ya que se beneficiarán con los cambios 380.000 personas.

Las mejoras también impactarán en las tres líneas de ferrocarriles (Mitre, Belgrano Norte y San Martín), en la Terminal de Ómnibus, en las 30 líneas de colectivos que circulan por allí y en la línea C del subte.

El proyecto fue licitado el año pasado y adjudicado a la empresa Coarco, que se hizo cargo de la ejecución del plan de mejoras, con un presupuesto de 25 millones de pesos. El alcance geográfico de los trabajos abarca la avenida Ramos Mejía, entre Libertador y la avenida Antártida Argentina, y esta última arteria.

Los objetivos son claros. "Cruces peatonales más seguros, accesibles y ordenados; paradas de colectivos más amplias y renovadas, el ordenamiento del flujo de colectivos y la disminución de la velocidad de los vehículos", según sintetizan en la cartera de Transporte de la ciudad.

Como primera medida, y dentro del plan de ordenamiento del espacio, a partir del 11 de marzo se levantaron 170 puestos de manteros y 24 puestos de venta ilegal, como parrillas y puestos de flores, que ocupaban las veredas frente a las estaciones.

Las obras de infraestructura, que empezaron el 18 de marzo y se espera que finalicen en agosto, están distribuidas por sectores. Así, por ejemplo, en el área delimitada por Avenida del Libertador y Gilardi, donde se encuentra la estación del ferrocarril Mitre, se elevarán las rampas y sendas peatonales para que tengan la misma altura que la vereda. Además, se ampliarán las dársenas de espera de los colectivos, se agregarán nuevas y se reemplazarán las antiguas paradas por otras, más modernas. Frente a la estación del ferrocarril Belgrano se ensanchará la vereda al doble y se colocará una zona con cemento alisado para facilitar el transporte.

En ambos sectores, sobre las calles Gilardi y Martínez Zuviría, transversales a Ramos Mejía, se reparará el adoquinado que esté en mal estado y se reemplazarán aquellas piezas que no puedan ser recuperadas por otras nuevas, realizadas en hormigón armado.

La obra de Retiro incluirá algo que, hasta ahora, no se ha visto en la ciudad, una innovación en beneficio de los peatones: la vereda de la estación del ferrocarril San Martín contará con dos cintas transportadoras.

Otro cambio en el paisaje urbano se concretará en la Terminal de Ómnibus y en la avenida Antártida Argentina. Los que transitan por la zona y frecuentan los tribunales de Comodoro Py ganarán en seguridad, ya que un puente peatonal cruzará la avenida.

Además de agilizar el tiempo para llegar hasta ahí, esta obra generará un flujo de circulación similar al que puede verse en el puente que cruza la avenida Figueroa Alcorta, frente a la Facultad de Derecho. En Retiro, hacia Comodoro Py, los peatones podrán evitar la plaza Canadá, una zona considerada insegura.

Según señalan en la subsecretaría a cargo de Dietrich, la Terminal de Ómnibus se verá modificada. Las dársenas de espera de los colectivos se van a ampliar y se reemplazarán las paradas antiguas por nuevos refugios. Otra vez el cemento alisado, como frente al ferrocarril Belgrano, estará presente para facilitar el transporte de equipaje. También se plantarán 12 árboles sobre la vereda y se colocarán 68 bicicleteros.

"Con estas modificaciones, que incluyen mejoras en la iluminación, se van a mejorar la movilidad y la seguridad vial en una zona por donde diariamente circulan 200.000 personas", señaló Dietrich.

El legislador Daniel Amoroso (Confianza Pública), vicepresidente de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteña, dijo a LA NACION: "Todas las obras que mejoren el transporte público siempre son bienvenidas, pero en la ciudad es necesario descentralizar la Terminal de Ómnibus de Retiro. Nosotros presentamos un proyecto para hacer terminales nuevas en Liniers, en Villa Soldati y en el norte de la ciudad. Esas obras, cuando se concreten, serán fundamentales para mejorar la fluidez en el tránsito".

CLAVES DE UNA OBRA NECESARIA

Mejoras en el entorno y en la circulación vehicular y a pie

Las modificaciones
Se harán cruces peatonales más seguros, accesibles y ordenados, y paradas de colectivos más amplias y renovadas
Dónde se harán
Se realizarán en la calle Ramos Mejía (entre Av. Del Libertador y Av. Antártida Argentina) y en Av. Antártida Argentina
Qué se busca
Mejorar la calidad del espacio público y la seguridad vial de una zona de intensa circulación peatonal y vehicular
Quiénes se beneficiarán
Unas 380.000 personas sacarán provecho de estas obras. Son usuarios de tres líneas de ferrocarriles (Mitre, Belgrano Norte y San Martín), de la terminal de media y larga distancia, de 30 líneas de colectivos y de línea C del subte
Cuándo se estrenarán
Las obras, que comenzaron el 18 de febrero, estarían finalizadas en agosto próximo
Hasta hoy
Están realizando el asfaltado de calzadas y modificación de dársenas de refugios y se está combatiendo la venta callejera ilegal.

Fuente: La Nacion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada