miércoles, 8 de mayo de 2013

El tren a Rosario


Hace cien años, en mayo de 1913, el ferrocarril Rosario a Puerto Belgrano (RPB) anunció sus horarios para un servicio que cada día tenía mayor demanda.

La historia de un riel que uniera el puerto rosarino con un muelle en Punta Alta data de 1903, cuando el empresario Diego de Alvear obtuvo el correspondiente permiso para ese trazado. Casi de inmediato, Alvear cedió esos derechos a un grupo de empresas del puerto santafesino, la mayoría de ellas de capitales franceses.

El servicio fue inaugurado en 1910, con una inversión muy importante por el trazado férreo, la cantidad de estaciones (53) y el número de puentes (33) necesarios para salvar vías de otras empresas. La realidad del RPB fue compleja, ya que su terminal puntaltense tuvo muchas complicaciones para operar debido a su ubicación dentro de una zona militar.

Sin embargo siempre era alta la demanda del servicio de pasajeros, a pesar de tardar 21 horas en cubrir los 791 kilómetros que separaban la estación Almirante Solier, en Punta Alta, con la de Rosario, a una marcha promedio de 40 km/h. Eran 51 las estaciones entre ambos extremos. El tren local salía a las 13:10 de Solier, pasaba a las 15:57 por Lartigau; a las 20:59 por Huanguelen; 23:50 por La Cotorra y 05:00 por San Gregorio para andar cinco horas más, parando en Christophersen, María Teresa, Runciman, Chapuy, El jardín, Chovet, Cora, Bombal, Bigaud, Arminda, Benard, Erasto, Los Muchachos y Coronel Aguirre. El RPB dejó de correr de manera definitiva en 1959.

Fuente. La nueva provincia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada