domingo, 17 de marzo de 2013

Un drama cotidiano: cruzar las vías en Ramos Mejía


El cruce ubicado a la altura de la calle Monteagudo, a 200 metros de la estación en dirección a Ciudadela lleva 9 meses cerrado y las obras se retrasan por errores en la instalación de cables. 



Desde hace 9 meses, cruzar de un lado a otro de las vías del Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento en Ramos Mejía se complicó: uno de los pasos a nivel se cerró en setiembre por obras de remodelación, y nunca más fue rehabilitado, debido a "errores en la instalación de cables", trascendió.

Se trata del cruce ubicado a la altura de la calle Monteagudo, a 200 metros de la estación Ramos en dirección a Ciudadela, y que al momento del cierre tenía sentido de circulación de Norte a Sur, siendo utilizado por los colectivos del ramal Marconi de la línea 182, que une José C. Paz con el cruce de Lacarra y Directorio, en Capital Federal.

La extendida clausura complica la circulación por los pasos de Carlos Calvo -que tiene sentido de Sur a Norte y es utilizado en contramano-, de Colombres -que tiene sentido de Norte a Sur, pero también es utilizado en contramano- y en menor medida en el de Soler-Necochea (situado a 100 metros de la estación Ramos en dirección a Haedo).

La remodelación del paso a nivel de Monteagudo se realiza en el marco de los trabajos de cambio de vías y de renovación de cruces que encaró la concesionaria del ferrocarril, la Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento (UGOMS) tras la caída de la concesión de Trenes de Buenos Aires (TBA), el 25 de mayo del año pasado.

Justamente TBA había iniciado en diciembre de 2009 la renovación de vías y cruces en el tramo Ciudadela-Castelar, obra que tras la tragedia de Once del 22 de febrero de 2012 quedó paralizada, y la UGOMS reanudó parcialmente, ya que aún queda pendiente el reemplazo de los cambios de vías.

La zona de Ramos es una de las más complicadas para cruzar las vías, ya que estas se desarrollan entre dos arterias con intenso tránsito -avenida Rivadavia y Segunda Rivadavia- y hay un solo cruce a distinto nivel (distintas organizaciones vecinales se opusieron a la construcción de bajo niveles) situado en el límite con
Tres de Febrero, a la altura de la avenida Díaz Vélez-República, de difícil acceso por la disposición de las calles, y que se satura con facilidad en las horas pico.

El otro cruce a distinto nivel está situado en Haedo, a 30 cuadras del centro de Ramos y también se encuentra saturado.

Fuente: Diario Popular

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada