martes, 14 de mayo de 2013

Reducirán la frecuencia en dos líneas de subte


Los metrodelegados además denuncian falta de seguridad y tercerización. En la línea D las f ormaciones darán 30 vueltas menos por día, y en la C, 16 recorridos menos.



Tras la suspensión del aumento de la tarifa del boleto del subte, el Gobierno porteño busca recortar gastos en la calidad, seguridad y mantenimiento del servicio, según denuncian desde la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP). La empresa concesionaria Metrovías ya adelantó a los trabajadores que reducirá la cantidad de vueltas diarias en las líneas C y D. A eso se suma que en varias estaciones las boleterías continúan sin presencia policial y que Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) busca tercerizar el mantenimiento general de las formaciones.
En la audiencia del viernes pasado, los metrodelegados no pudieron pasar del primer tema que tenían en agenda referido a la inseguridad que sufren los trabajadores a causa de la ausencia de agentes de la Policía Metropolitana en las boleterías. “No podemos exponer a nuestros compañeros, por eso seguiremos con las boleterías cerradas en algunas estaciones hasta que nos den un respuesta”, señaló a BAENegocios, el secretario general de la AGTSyP, Roberto Pianelli.
Las expectativas están puestas en la audiencia de mañana, al menos para avanzar en los demás puntos. Hace pocos días, Metrovías resolvió reducir la cantidad de vueltas en dos líneas del subte: 30 menos en la D y 16 menos en la C.
Según la empresa, esa decisión responde a que bajó el número de pasajeros, mientras que para los metrodelegados el objetivo es bajar los costos, sobre todo tras la resolución judicial que impidió al Gobierno porteño incrementar el precio del boleto de 2,50 a 3,50 pesos.
En la actualidad, las formaciones dan 300 vueltas por día en la línea D y 280 en la línea C. Desde la AGTSyP denuncian que si finalmente se concreta la medida propuesta por Metrovías y SBASE, los pasajeros viajarán en peores condiciones.
De más larga data es la discusión por el mantenimiento de las formaciones. Los metrodelegados insisten en la necesidad de contratar más trabajadores para aumentar al máximo la capacidad de los talleres Constitución Polvorín y Rancagua, sin embargo desde SBASE plantean derivar a terceros las tareas que no puedan realizarse en los talleres del subte.
En abril pasado, los trabajadores tuvieron un primer choque con SBASE cuando las empresas candidatas para llevar adelante el mantenimiento de los coches quisieron ingresar a los talleres del subte. En la AGTSyP advierten que tomarán medidas de fuerza en caso de que el Gobierno porteño insista con tercerizar esa labor.

Fuente: Diario BAE

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada