domingo, 12 de mayo de 2013

Bonfatti recibió señales en China para financiar el tranvía


La empresa Siemens se presentará a la licitación y los fondos serían aportados por un banco chino. El gobernador se reunió ayer con referentes de entidades financieras



Sonrisas y obsequios. Siemens le regaló un tren en miniatura al mandatario santafesino. Optimismo sobre un gran proyecto.
 

Bonfatti consolida la relación comercial con China, con eje en los alimentos
En el tercer día de su gira asiática, Bonfatti se reunió con el vicealcalde de Shanghai
El tranvía metropolitano encontró en China un fuerte espaldarazo para que se transforme en realidad. La empresa Siemens confirmó que se presentará cuando se llame a licitación y se produjeron avances concretos para obtener fondos para su financiación.

En pocas horas el gobernador Antonio Bonfatti recibió muy buenas señales para uno de los proyectos más ambiciosos de su gestión: la construcción de un tranvía metropolitano que atraviese Rosario de norte a sur y que una las localidades de Granadero Baigorria y Villa Gobernador Gálvez.

En Shanghai, la empresa Siemens le anunció al mandatario su interés en aportar la electromecánica y la tecnología para el sistema; después, el banco chino ICBC, que acaba de desembarcar en la Argentina con la compra del Standard Bank, dio indicios concretos de su disposición a aportar los fondos necesarios para costear el proyecto. Si la estructura financiera se termina de abrochar, el gobierno provincial podría tener listos los pliegos en seis meses, adjudicar la obra y ponerla en marcha en un año.

Transformación. El espíritu del proyecto es desarrollar un sistema integrado de transporte en el área metropolitana de Rosario en etapas sucesivas y complementarias. En la primera el objetivo es conectar el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria con la estación Central Córdoba, con una extensión de doble vía de 19,5 kilómetros. El proyecto del gobierno contempla que la formación ingrese por bulevar Rondeau, atraviese el centro de la ciudad y llegue hasta La Siberia, para finalizar el recorrido en la vieja estación Central Córdoba. "Nos interesa participar de la licitación", admitió Eduardo Gorchs, director regional de Siemens en un diálogo que mantuvo con La Capital en Beijing. "Creemos que es totalmente viable y complementario de otros sistemas de transporte que tiene Rosario", aseguró el ejecutivo de la compañía.

El tranvía circula a una velocidad promedio de 40 kilómetros por hora, con máximas que pueden llegar hasta los 70 kilómetros; cada formación estará compuesta por cuatro vagones con capacidad de hasta 300 pasajeros. Son coches livianos que pueden circular sin dañar el asfalto. Sólo es necesario colocar rieles y el tendido eléctrico. Los vagones son muy similares a los del frustrado tren de Puerto Madero.

Siemens fabrica trenes en Estados Unidos, Europa y China. Es líder del mercado argentino en electromecánica y ofrece también el mantenimiento de las unidades. De hecho, actualmente tiene a su cargo esa tarea en la línea E de subtes en Buenos Aires.

Los fondos. La provincia necesita alrededor de 250 millones de dólares para financiar el tranvía metropolitano. Y ayer comenzó a vislumbrarse una posibilidad cierta de conseguirlos en la reunión que mantuvo Bonfatti con funcionarios del ICBC de China. "Si avanzamos en alguna de las alternativas que surgieron estaríamos en condiciones de licitar", dijo entusiasmado el mandatario.

Las cartas están sobre la mesa: Santa Fe requiere los fondos, el ICBC los tiene y está dispuesto a prestarlos. Falta, obviamente, afinar los detalles, aunque algunos números fueron apareciendo: 15 años de plazo como máximo y una tasa de interés total cercana al 6 por ciento.

"Santa Fe es la provincia con mayor capacidad de obtener créditos ya que tiene un endeudamiento muy bajo", aseguró el gobernador. Para que el acuerdo pueda cerrarse, la Nación deberá avalarlo.

El diálogo continuará con los representantes del ICBC en Buenos Aires y hay optimismo de ambas partes en que aparecerá la fumata blanca.

Bonfatti estuvo acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo (Frente para la Victoria) y por el diputado Eduardo Di Pollina (Frente Progresista). También participó Alfredo Bascou, de la embajada argentina en China.

Los plazos. Si se obtiene la financiación, en un año podrían adjudicarse los trabajos. A partir de ese momento la obra civil podría insumir unos dos años; la primera formación del material rodante de cuatro coches demandaría entre 18 y 24 meses para estar lista de acuerdo a lo que son los tiempos habituales de producción. Después se acelera considerablemente: una formación por mes.

El tranvía metropolitano comenzó a tomar forma, al menos en las intenciones. En la provincia creen que además de Siemens habrá otras compañías dispuestas a participar de la licitación y no descartan que también aparezcan más bancos que quieran ofrecer financiación.

Fuente: La Capital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada