lunes, 20 de mayo de 2013

¿Qué pasa con “El Gran Capitán”?


La reactivación del ferrocarril en la provincia fue un anuncio que iluminó las esperanzas de casi todos los entrerrianos.
Sin embargo, fue la iluminación de un fuego de artificio, dado que su reactivación sigue siendo un plan de buenas voluntades más que una firme decisión de gobierno.
No se trata solamente de los ramales provinciales, sino también de la necesidad imperiosa de que se reactive la circulación del transporte de pasajeros que realizaba “El Gran Capitán”.
Hay que entender que al Estado hacer que circule “El Gran Capitán” no le sale un solo peso. Sin embargo, nadie mueve un expediente porque en el fondo prevalecen los intereses que impulsa el gremio de La Fraternidad –con la complicidad del gobierno nacional-, perjudicando a los que socialmente menos tienen y más necesitan.
Además de no costarle un solo peso al Estado, la reactivación de esta formación ferroviaria genera fuentes de trabajo, lo que torna a la realidad como más injusta.
No es casual que las comunidades ferrovarias comiencen a movilizarse detrás de un único objetivo: que las formaciones de trenes entre Buenos Aires y la Mesopotamia circulen con normalidad. El 25 de Mayo, fechas simbólicas si las hay, en Basavilbaso –Capital nacional del Tren- se realizará una gran movilización en el Museo del Riel, donde justamente se reclamará la necesidad de que el gobierno asuma responsabilidades y permita a los pueblos volver a creer en el desarrollo ferroviario.
En este contexto tiene mayor relevancia observar que la destrucción del sistema de transporte ferroviario, los altos costos del transporte terrestre y aéreo, sumado a la dependencia del sistema energético –especialmente en combustibles- torna casi imposible establecer programas de desarrollo de mediano y largo plazo.
Quien recorra los pueblos litoraleños comprenderá mejor que al no circular el tren de pasajeros, muchas localidades quedan sin alternativas para poder viajar. El Ministerio del Interior y de Transporte debería explicar a los argentinos por qué está ocurriendo esta situación de clara discriminación e injusticia.
Está claro que así como están las cosas, es el propio gobierno quien impide el desarrollo de un proyecto ferroviario nacional al servicio de los intereses del pueblo.
Hay que insistir que Argentina necesita hoy más que nunca contar con más trenes, situación que se agrava hasta la estupidez porque hay formaciones que no se mueven de las estaciones por meras pujas políticas.
Por hay que señalar claramente que el Ministerio de Interior y Transporte -que está a cargo de Florencio Randazzo- no tiene una planificación y una política integral para que el sector ferroviario pueda reactivarse tal como lo vienen prometiendo hace años.
El 25 de Mayo en Basavilbaso habrá muchas voces reclamando el regreso de “El Gran Capitán”. Es de esperar que la dirigencia política de Entre Ríos acompañe este clamor, justamente para no caer de nuevo en el aislamiento y no continuar con la discriminación de muchos pueblos que quedan sin posibilidades de transporte.

Fuente: El Argentino

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada