lunes, 13 de mayo de 2013

Los vecinos también se suben al Tren Universitario platense


Piden que la formación extienda su trayecto; los usuarios están conformes

El Tren Universitario, que desde hace dos semanas funciona en La Plata, fue ideado para facilitar el acceso de alumnos y docentes a las facultades dependientes de la universidad local, pero basta con subir a bordo para detectar vecinos que, lejos de ir a estudiar, aprovechan el medio de transporte para agilizar el viaje al casco urbano o a los centros de salud de la capital provincial.

Con su panza de un mes de gestación, Daiana Rosas emprendió su segundo viaje en la nueva formación ferroviaria con destino al Policlínico General San Martín. Atrás quedaron los largos trayectos en colectivo. Ahora, en tan sólo 15 minutos puede llegar al hospital.

El denominado Tren Universitario parte desde la terminal de ferrocarril de La Plata, ubicada en 1 y 44, y la última de sus siete paradas es a metros del policlínico.

En otro de los tres vagones de la formación viajaba Gabriela Vita. La mujer, habitante del barrio Villa Elvira, no podía esconder su entusiasmo. "Los vecinos me dijeron que en menos de 15 minutos habían llegado al centro [de La Plata]. Para mí es bárbaro, porque me evito ir al casco urbano en coche", resaltó Vita a LA NACION. A Luciana, de 17 años y también vecina de Villa Elvira, le resultaba más cómodo el nuevo medio de transporte para ir hasta la terminal. Al arribar, podría tomar la formación del Roca para visitar a sus familiares en Quilmes. Pero algo le llamaba la atención: en los pasos a nivel no había barreras bajas. Dos banderilleros, uno a cada lado de las vías, detenían el tránsito vehicular y peatonal.

Según se anunció desde la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), "los pasos a nivel contarán con un sistema de semaforización ferroviaria. No obstante, y hasta que los ciudadanos se acostumbren a convivir con este nuevo medio de transporte, en los primeros meses también habrá banderilleros que colaborarán con la tarea de señalización y ordenamiento del tránsito".

Tal como se preveía en el proyecto, el Tren Universitario es utilizado cada vez más por docentes y alumnos. Por ejemplo, Mayra Cardozo ya no tiene que caminar cientos de metros para atravesar el Bosque platense para llegar o salir de la Facultad de Agronomía. La joven de 22 años utiliza ahora la parada que hay a la altura de la casa de estudios de Medicina y que le queda justo al lado de la facultad. "Estoy reconforme. Sólo hubo algunos problemas de puntualidad la primera semana, cuando el tren empezó a funcionar, pero ahora llega perfecto", dijo a LA NACION la muchacha, que cursa el primer año de la carrera.

La formación, gestionada en conjunto por la UNLP y el Ministerio del Interior y Transporte de la Nación, comenzó a operar el pasado viernes 26 de abril. El trayecto que recorre el tren tiene una extensión de 4,6 kilómetros y dura unos 15 minutos de ida y otros tantos de vuelta. Si bien el recorrido finaliza a la altura del policlínico, por estos días vecinos de otros barrios solicitan que la formación pueda extender su trayecto unas 20 cuadras más..

Fuente: La Nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada