martes, 12 de febrero de 2013

"Zapala necesita recuperar el tren"


En Zapala nos preparamos para conmemorar, en unos meses, los cien años de su fundación. Este pueblo se fundó a los lados de la vía del tren y es punta de riel. En esto se basó su desarrollo y gran parte del desarrollo del oeste neuquino.

Pero hoy, una centuria después, no tenemos el tren. O, mejor expresado, no está al servicio de su desarrollo, sino únicamente al de una empresa, la cementera Loma Negra.

El ramal se privatizó y se concesionó en los 90. La excusa fue mejorar el servicio. Sin embargo, no sólo no se mejoró sino que se anuló por completo.

Como en todas estas concesiones, se comprometió la mejora del material. Nunca le pusieron un peso. Pero, consecuentes con su interés, cada tanto realizan anuncios distractivos: que no se puede transitar por esas vías, pero que están por realizar reformas fabulosas.

Aun así esa empresa usa el servicio para su propio beneficio, o sea que la vía sirve.

Zapala basa su economía en producciones de origen minero. Lejos de su lugar de consumo, para estos productos el flete es determinante. El camión no sólo es más caro, de contado, sino que no hay suficiente oferta.

Así, la falta del tren limita la producción y limita el trabajo.

Peor aún, la empresa lo utiliza para traer cemento desde la provincia de Buenos Aires y comercializarlo en la zona. Esta demanda, que ya debiera haber significado la concreción de otra fábrica de cemento en Zapala, termina siendo cubierta sin ningún beneficio en nuestra ciudad.

La producción de cemento es una de las pocas actividades exitosas en nuestra zona. Debería incrementarse, tal como lo solicita el Concejo Deliberante zapalino.

Concluyendo, las vías sirven, el material rodante sirve, sólo que el tren fue apropiado por una empresa y no lo pone al servicio de la producción, sino que lo utiliza en nuestro perjuicio.

Por la misma razón, nuestros productos están fuera de los subsidios al transporte que viabilizan otras regiones del país.

Corregir esta situación no le costará nada al Estado, es poner en marcha, conforme al derecho, el rescate de una concesión viciada de nulidad por abuso e incumplimiento.

Señora presidenta: sabemos del valor que usted da al servicio ferroviario, como ha quedado demostrado en otras acciones de rescate semejante. Por lo dicho, para los cien años de Zapala, rescate nuestro tren.

Cuando vuelva el zumbido ronco y largo de las bocinas ferroviarias, día a día los zapalinos sabremos que por las vías corren cien años más de identidad y progreso.

Oscar Horacio González

DNI 8.377.728

Zapala

Fuente: Rio Negro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada