domingo, 17 de febrero de 2013

Transporte de Cargas - Trenes con regulación estatal


El Ministerio de Interior y Transporte dictó una resolución para regular las tarifas de los trenes de carga, subsidiar producciones específicas y activar mecanismos de venta anticipada de capacidad de carga, entre otras medidas de control del sector.

El sistema ferroviario de cargas tiene nuevas reglas. Después de asumir el control del estratégico ramal Belgrano Cargas, el Gobierno pretende reactivar y regular la actividad donde operan otras cuatro empresas privadas para lograr mejoras de competitividad en distintas economías regionales. La normativa sectorial que aparece publicada hoy en el Boletín Oficial, a través de una resolución del ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, tiene tres ejes: regulación de la tarifa y creación de herramientas para subsidiar producciones específicas, activación de mecanismos de venta anticipada de capacidad de carga para facilitar el acceso a más empresas y transparentar el sistema y la obligación de que las concesionarias mejoren sus registros contables. Además, se faculta a la Secretaría de Transporte a determinar objetivos de tonelaje y productos a transportar por cada ramal.

El transporte de cargas moviliza alrededor de 450 millones de toneladas al año. El 90 por ciento de los fletes se realiza en camiones y el resto se distribuye en partes iguales entre trenes y barcos. Los granos y subproductos representan alrededor del 50 por ciento de la carga trasladada por los ferrocarriles, mientras que el cemento y materiales de construcción contabilizan un 15 por ciento cada uno. El Gobierno pretende potenciar el peso de los trenes para mejorar la competitividad. El 5 de febrero, el Estado decidió hacerse cargo del Belgrano Cargas, que era gerenciado por empresas y sindicatos. La nueva sociedad anónima Ferrocarril de Carga y Logística General Belgrano ya comenzó a elaborar un plan donde se propone duplicar en un año la carga transportada a partir de mejoras operativas. Entre 2011 y 2012 se transportaron por ese ramal 2,1 millones de toneladas.

Dinamizar la actividad, explican en el equipo de Randazzo, requiere el compromiso de los cuatro concesionarios privados –NCA, ALL, FerroExpreso Pampeano y Ferrosur (ver aparte)– que operan el resto de los ramales. Por eso, la normativa a la que accedió Página/12 instruye al área de Transporte, a cargo de Alejandro Ramos, a que “determine las metas físicas objetivo a transportar por ramal de carga como así también los indicadores de eficiencia y estándares de calidad que permitan la mejora constante en términos de velocidad, tonelada por eje y frecuencia”.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió recientemente que “había algunos operadores que cuando transportaban sus productos, las cargas eran bastante más baratas y cuando las transportaba la competencia eran más caras: basta, se acabó”. Desde hoy el Estado está facultado para determinar las bandas tarifarias por tramos para evitar que las prestadoras del servicio impongan valores restrictivos para los fletes imposibilitando el acceso de algunos productos y firmas.

Para eso, Transporte deberá contemplar “los costos específicos del sector y del resto de los modos de transporte, las condiciones de competitividad regional y de la producción en particular de los diferentes productos, sobre la base de principios de equidad e igualdad de acceso”. En el caso de producciones que requieren largos traslados que afectan su competitividad, la regulación elaborada por Interior y Transporte con la Subsecretaría de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad que depende del viceministro de Economía, Axel Kicillof, cobrará las tarifas correspondientes a tramos más cortos.

Asimismo, para evitar que una sola empresa se apropie de toda la capacidad de carga, la resolución dispone la generación de “mecanismos técnicos económicos que permitan una instrumentación eficiente de contratos de carga futuros”. Finalmente, la medida exige que las empresas concesionarias operadoras del sistema de transporte ferroviario de carga presenten “la información económica financiera de su gestión a través del mecanismo de contabilidad regulatoria”, que será establecido por Transporte.

El cumplimiento de los objetivos requiere importantes inversiones en material rodante e infraestructura. Más allá de la voluntad del Gobierno, no todas las cargas pueden ser transportadas por ferrocarril, ya que existen restricciones técnicas como la carencia de servicios puerta a puerta o instalaciones especiales para la carga/descarga, entre otros elementos. Además de una esperada reducción de costos de transporte, desde Interior y Transporte destacan que el traspaso de carga de los camiones a trenes permite mejorar la seguridad vial. Por ahora, los camiones siguen ofreciendo la alternativa económicamente rentable y previsible para la mayoría de las empresas.

Fuente: Pagina12

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada