martes, 12 de febrero de 2013

Para transportar cargas por tren hasta el Pacífico faltan hasta $40 millones


En la zona del Salar de Arizaro se deben cambiar 22 kilómetros de rieles para que puedan pasar vagones pesados.



Para transportar cargas por tren hasta el Pacífico faltan hasta $40 millones


Para fortalecer las vías del ramal C-14 y asegurar el traslado de un volumen importante de cargas desde Salta hacia los puertos chilenos hay que reemplazar 22 kilómetros de rieles desgastados en la zona del Salar de Arizaro, en plena Puna salteña, pasando Tolar Grande. La inversión no será menor a los $26 millones, aunque podría llegar a los $40 millones en caso de que la Nación no provea los materiales para hacer la obra.
Si el recambio no se hace, el proyecto de reactivar el transporte de cargas por tren podría quedar en los papeles porque se teme que con el tiempo ese tramo deje de soportar el peso. El ramal está operativo en toda su extensión (desde su nacimiento en la estación General Gemes, hasta la de Socompa, en el límite con Chile), pero necesita arreglos. A los trabajos los reclaman los empresarios y Ferronor para ingresar con su formación a territorio argentino con ciertos parámetros de seguridad y llevar hasta el Pacífico la producción local para la exportación directa a mercados asiáticos.
El jueves de hace un par de semanas el ministro de Economía, Carlos Parodi, le presentó al secretario del Interior de la Nación, Marcio Barboza, el presupuesto y los fundamentos técnicos del proyecto en el que se asociaron el Gobierno central, el Ejecutivo provincial y las autoridades nacionales chilenas. Fue en octubre del año pasado cuando firmaron un convenio para reactivar el ferrocarril, con ayuda de la empresa férrea del vecino país.
A Parodi lo llamaron 24 horas después para decirle que el trámite avanza y que “es muy probable que se transfieran los fondos del Ministerio del Interior a la Provincia para que nosotros hagamos la licitación. Las vías se conseguirían del producido de otras que el Gobierno central está rescatando: ellos mandarían los rieles y los durmientes, y nosotros haríamos el recambio, la instalación. Estimamos que la obra, dependiendo de lo que haya que cambiar, si se incluye o no los durmientes, rondará entre los $26 millones y los $40 millones”.
En un recorrido por el ramal que se hizo el año pasado, una comisión técnica determinó que es necesario instalar rieles de 38 kilos y de una altura aproximada a los 12 centímetros. Los que hay ahora tienen 28 kilos y 10 centímetros de alto. Se trata de 22 kilómetros en una línea recta. “Sólo en ese lugar los rieles presentan esas medidas, son más angostos, más chicos y todas son piezas originales del año "40. En el resto del ramal las medidas corresponden a las que se colocarían”, observó a El Tribuno el coordinador de Proyectos Ferroviarios de la Provincia, Marcelo Lazarte.
Las empresas mineras son las más interesadas en este proyecto por su volumen de producción. En una reunión realizada a fines del año pasado, el sector se comprometió a un volumen de carga de entre 200 y 300 mil toneladas durante el primer año e ir subiendo hasta llegar al millón de toneladas. “Para eso es necesaria esta obra, para asegurar la operatividad del ramal para el transporte importante de carga”, agregó Lazarte, quien confía en que los primeros viajes podrían hacerse desde este año.

Los pasos para la reactivación
Mientras el Ministerio de Interior y Transporte nacional evalúa el proyecto elevado por Salta, para poner en condiciones esos 22 kilómetros de vías que necesitan recambio, un grupo argentino - chileno hace un estudio para determinar los costos que podría demandar el transporte de cargas por el ramal C-14.
Ese grupo técnico quedó conformado en diciembre pasado cuando la Zona de Integración del Centro Oeste Sudamericano (Zicosur) se reunió en Antofagasta, ciudad chilena en la que también se indicó que el primer viaje de prueba podría hacerse en junio próximo. La posibilidad de arrancar con las pruebas antes quedó atada a la intervención del ferrocarril Belgrano, que la semana anterior fue definida por el Gobierno de Cristina Fernández.
Gestiones
“Desde la Provincia hicimos lo que teníamos que hacer, nuestra obligación era elevar un presupuesto oficial después de haber recorrido el ramal completo para unirnos con Chile y para que funcione con un nivel importante de carga y un tránsito importante. Es mentira cuando se dice que el ramal no está operativo. Se puede circular, lo que no se puede asegurar es un transporte permanente con mucha carga; y modificar esos 22 kilómetros permitirá que esto pueda funcionar y que la empresa pueda trabajar de manera permanente”, indicó a El Tribuno el ministro de Economía, Carlos Parodi.
Si las cosas suceden como lo esperan funcionarios y empresarios, la obra podría ejecutarse entre 3 y 6 meses, durante este año,“si el Estado nacional hace la transferencia, puede llegar a estar lista”.
Las cifras

22 kilómetros de rieles es lo que se debe reemplazar en la Puna salteña. En principio se creía que eran 18 kilómetros.
38 kilos pesan los rieles que se deben colocar en ese tramo, de 12 centímetros de altura. Las piezas se colocaron el "40.
300 mil toneladas de cargas se podría transportar hacia Chile en una primera etapa por el tren.

Fuente: El Tribuno

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada