sábado, 20 de octubre de 2012

Hasta fin de año, el Sarmiento seguirá sin funcionar de noche


Es por los atrasos en las obras, que debían terminar el 30 de setiembre pero se extenderán 90 días más y además afectan al servicio los domingos. En el Mitre también continuarán las restricciones.

Como quien no quiere la cosa y sin ningún anuncio oficial, el Gobierno decidió prorrogar hasta nuevo aviso la supresión de los servicios nocturnos y de los días domingo del ferrocarril Sarmiento que había dispuesto originariamente por un plazo de 60 días . La reducción de los servicios que iba a durar hasta el 30 de setiembre se prolongó de manera silenciosa ante el atraso registrado en las obras que se vienen realizando en la línea. De acuerdo con las estimaciones gremiales y de técnicos del sector, el diagrama acotado de servicios se mantendrá, como mínimo, hasta fin de año .

En el caso del ferrocarril Mitre , el recorte de los trenes nocturnos –que había sido descartado inicialmente por el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo– comenzó a regir a mediados de setiembre y todo indica que también se extenderá hasta fines de 2012.



En ambas líneas, el achicamiento de los diagramas de servicios se debió –según el Gobierno– a la necesidad de contar con más horas de trabajo disponibles para poder ejecutar las obras más urgentes de renovación de vías, rehabilitación de talleres y reparación de trenes.

El plan de obras por $ 800 millones que puso en marcha la administración kirchnerista en la línea Sarmiento implicó la cancelación de los trenes nocturnos de 22 a 4 entre Once y Moreno y el levantamiento de todos los servicios de los días domingo entre Liniers y la estación terminal porteña.

Como paliativo para los usuarios afectados, la UGOMS –la nueva operadora privada que reemplazó a TBA– dispuso que en las franjas horarias sin trenes corran servicios adicionales de colectivos que unen las estaciones del Sarmiento.

Junto con estas cancelaciones, el Gobierno también autorizó sin hacer ruido el levantamiento de tres servicios diferenciales . En el ramal eléctrico, dejaron de circular los servicios diarios prestados con coches motores entre Once-Castelar y Once-Moreno. Y en el ramal diesel, se desprogramó por falta de locomotoras el tren doble piso que unía Once con Mercedes.

Si bien no reconoció los atrasos en las obras, ayer el ministro Randazzo señaló que aún restan 90 días para poder terminar los arreglos en las vías que –según lo que había anunciado el propio Gobierno– tenían que haber estado concluidos a fines de setiembre.

El funcionario agregó que en ese plazo de 90 días también estarán “reparadas a nuevo” el 50% de las formaciones del Sarmiento. Según Randazzo se arreglarán en los talleres de la línea 9 de los 18 trenes que están en servicio.

Lejos de aclarar el panorama, esta afirmación del ministro amplió las dudas que existen sobre el estado y la cantidad de formaciones que están en condiciones de circular en el ferrocarril Sarmiento.

El inventario oficial de la línea indica que tiene un total de 22 formaciones para atender los servicios eléctricos. Por falta de mantenimiento, incumplimientos de las normas de seguridad y atrasos en los pagos de las reparaciones a cargo del Estado, el Sarmiento hace varios meses que no puede contar con la totalidad de esos trenes. Ayer, por ejemplo, salieron a prestar servicios sólo 14 formaciones .

Además, según los especialistas y técnicos de la línea, resulta materialmente imposible poder “reparar a nuevo” nueve trenes en un plazo de 90 días como prometió Randazzo. “Lo máximo que se puede hacer es un proceso rápido de embellecimiento y acondicionamiento general, pero nunca una reparación integral a fondo”, advirtió un ingeniero del sector.

Por el lado de la línea Mitre, los servicios nocturnos que por ahora están cancelados son los que van de Retiro a Belgrano C en el ramal a Tigre y los que unen Retiro con Colegiales y José León Suárez con Bartolomé Mitre. Al igual que en el Sarmiento, la poda de esos servicios también se prolongaría hasta los últimos días de diciembre.

En este caso, el plan de obras de emergencia implicará una inversión de $ 633 millones y la mayor parte de los trabajos corresponden a programas que estaban frenados o con retrasos de casi tres años por los incumplimientos que acumuló el Gobierno, tanto en el pago de obras, como en la actualización de los precios contractuales.

A diferencia del Sarmiento, donde hay tres frentes de trabajo para arreglar las vías, en el Mitre sólo se ha abierto un frente para reparar los tramos más deteriorados del ingreso a Retiro y las curvas críticas de Carranza e Hipódromo. Por el lado de las formaciones, se reitera una situación similar a la del Sarmiento. De los 15 trenes que deberían estar en servicio en el ramal Retiro-Tigre, sólo corren 10. En tanto, en el ramal Retiro-J.L Suárez, el diagrama operativo se cubre actualmente con 8 trenes en lugar de los 12 que tendrían que estar en actividad.


Fuente: Clarin

No hay comentarios:

Publicar un comentario