lunes, 3 de septiembre de 2012

Según auditores, el sistema ferroviario está en emergencia


El servicio está "en medio de un volcán", donde pueden producirse accidentes graves, advirtió el titular de la Auditoría General.

Buenos Aires. El presidente de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy, advirtió que el sistema de trenes y subte se encuentra en estado de “emergencia nacional” y sostuvo que el servicio está “en medio de un volcán, donde pueden producirse accidentes graves”.
“No cesó la cantidad de accidentes que puedan alejarnos de la idea de que una tragedia nueva no va a tener lugar”, al recordar los 51 muertos y más de 700 heridos en Once.

Sin reacción. Alertó que es “alarmantemente poco” lo que hace el Gobierno nacional para revertir el deterioro de los ferrocarriles metropolitanos, pese a que “son enormes los fondos” destinados a ese fin, al tiempo que advirtió que “no reacciona” ninguna de las empresas concesionarias frente a los críticos informes del organismo que encabeza.

Además, advirtió que las administraciones central y porteña “tienen que ir a una solución” sobre quién toma el control definitivo del subte porque el servicio se encontraba “en medio de un volcán, donde pueden producirse accidentes graves”.

“La tragedia (ferroviaria) de Once no se va a poder olvidar nunca por la cantidad de víctimas y no cesó la cantidad de accidentes que puedan alejarnos de la idea de que una tragedia nueva no va a tener lugar”, enfatizó Despouy al evaluar el estado del sistema de trenes y subte.
El presidente de la Auditoría General de la Nación advirtió que “hay una situación alarmante: el sistema está colapsado, está en emergencia nacional”.

Política de inversiones. “Debe implementarse una política de inversiones pero que cambie la modalidad del otorgamiento de los fondos, porque son enormes los fondos pero no se controlan, por lo que no redundan en una mejora de la calidad del servicio”, manifestó Despouy, de extracción radical.
El presidente de la Auditoría General de la Nación, al criticar a las empresas concesionarias, se quejó: “Nosotros hacemos nuestros informes y se los mandamos al auditado. El auditado sabe lo que pasa y, sin embargo, no reacciona”.

“Ni siquiera hemos conseguido que el informe sobre (la ex concesionaria de la línea Sarmiento) TBA sea discutido”, completó en diálogo con radio América.

Despouy, al referirse de manera puntual al subte, alertó que “el Gobierno nacional y el gobierno de la Ciudad tienen que ir a una solución” sobre quién toma el control definitivo del medio de transporte público porque está “en medio de un volcán donde pueden producirse accidentes graves”.

La semana última, la Secretaría de Transporte multó a la operadora de la línea Sarmiento, Ugoms, por “irregularidad en el servicio”. Argumentó que el viernes el servicio de trenes se prestó “con una formación cada 45 minutos” por un conflicto de los trabajadores de limpieza de depósito.

Fuente: La Voz

No hay comentarios:

Publicar un comentario